Todo sobre el cambio de amortiguadores

Todas las partes de tu coche son muy importantes, desde las más pequeñas hasta las más grandes; desde las que están frente a ti hasta las que no ves.

Y no tenemos que recordarte la importancia de hacer revisiones periódicas a tu vehículo en busca de algún desajuste o falla en el momento preciso. Entre todas las piezas del auto que debemos cuidar encontramos los amortiguadores. 

Si no tienes una idea clara de lo que son los amortiguadores, te damos una descripción muy general de lo que esta importante pieza hace por tu automóvil y por ti.

Los amortiguadores son dispositivos que consisten en un eje anclado a tu vehículo y dos tubos de acero. Uno de los tubos contiene aceite y el otro se denomina de compresión. 

Los amortiguadores no se pueden apreciar a simple vista, pero sólo basta con que te acerques lo suficiente y eches un vistazo atrás; encontrarás los amortiguadores en forma diagonal a un costado del muelle.

La manera más fácil de reconocerlos es por su forma cilíndrica alargada.

La importancia de tus amortiguadores

La función principal de los amortiguadores de tu automóvil es promover la adhesión del mismo al terreno que recorres.

Son los encargados de regular los movimientos de toda la suspensión de tu coche, evitan que éste navegue horizontalmente (sobre todo cuando des curvas poco o muy pronunciadas) y logran una marcha cómoda de manera permanente. 

Se puede decir que estas pequeñas piezas son esenciales para garantizar la estabilidad del sistema de suspensión de tu vehículo así como de los pasajeros.

Protegen o, como su nombre indica, amortiguan los golpes, las vibraciones y los impactos fuertes que son propios de cualquier camino de ciudad o carretera del país. 

Es por eso que resulta de vital importancia que los amortiguadores de tu coche se encuentren en el mejor estado posible, y que no permitas que alcancen un nivel de desgaste excesivo. Pero, ¿Sabes identificar este punto?  

¿Cuando debo hacer un cambio de amortiguadores?

Al igual que con cualquier pieza de tu automóvil, los fabricantes y los especialistas recomiendan un tiempo determinado para realizar tu cambio de amortiguadores.

Con esta pieza se recomienda agenda el cambio al alcanzar tu vehículo los 60,000 kilómetros recorridos, pues se puede demostrar que en esta cifra la suspensión presenta un deterioro importante.


Inclusive está demostrado que tus amortiguadores ofrecen el 100% de su eficacia hasta los 30,000 kilómetros, a partir de ahí se desgastan lentamente.

Permitir que tu vehículo alcance los 100,000 kilómetros sin hacerle un cambio de amortiguadores implica que el trabajo pesado lo hagan el muelle y la suspensión, poniendo estas piezas también en riesgo.

A pesar de esta recomendación, es importante que estés alerta a las siguientes señales:

Desgaste de neumáticos y mayor distancia de frenado: Las llantas son una de las partes que resultan afectadas cuando los amortiguadores andan mal.

Se desgastarán por secciones, saltarán o vibrarán sobre la marcha; incluso pueden reducir su vida útil en un 20%.

El desgaste del neumático a su vez generará un aumento en la distancia de frenado, que puede ser inclusive peor en el caso de autos con sistema de frenado ABS.

Vibraciones en el volante: Sabrás que es momento de un cambio de amortiguadores si tu volante experimenta una constante vibración, debido a que las llantas están inestables y van por el terreno despegándose del suelo.

Esta vibración generalizada del vehículo también terminará deteriorando otras partes de la suspensión como son el muelle y la barra estabilizadora.

Aquaplaning: Este concepto significa la falta de adherencia de las llantas de tu vehículo al asfalto húmedo, lo que resulta en un desplazamiento lateral o pérdida del rumbo debido a que los amortiguadores no pueden cumplir con su función de mantener el auto en el suelo.

Errores en los sistemas de seguridad: En la actualidad, la mayoría de los vehículos cuenta con sistemas de seguridad como son el TSC y el ESP, su función es actuar de manera automática en casos de inestabilidad o descontrol del vehículo por causas ajenas.

Sabrás que es momento de un cambio de amortiguadores si estos desestabilizan el auto, mandando señales incorrectas al sistema de seguridad. 

Cambio de amortiguadores a domicilio

Si tu vehículo ya alcanzó el kilometraje máximo recomendado o si identificas algunas de las señales que mencionamos más arriba, lo más probable es que sea hora de un cambio de amortiguadores.

No sólo es importante para mantener el bienestar integral del auto sino que también estás protegiendo tu vida y la que tus pasajeros.

Un cambio de amortiguadores es una tarea necesaria, que debe quedar siempre en manos de un profesional.

Es por eso que en Mi Refacción te ofrecemos el servicio de cambio de amortiguadores, realizado de manera confiable y 100% segura por mecánicos certificados. ¿Y lo mejor de todo?

Mi Refacción de ofrece el servicio a domicilio, para que puedas seguir con tu rutina sin tener que preocuparte por llevar o recoger tu vehículo a ningún lado.



En Mi Refacción, somos distribuidores autorizados de únicamente las marcas de líderes en el mundo, trabajando con piezas de la más alta calidad.

Ofrecemos el servicio de cambio de amortiguadores en Monterrey de una manera rápida y sin complicaciones.

Así mismo, el cambio de amortiguadores en Guadalajara a domicilio es tan fácil como agendar, pagar y esperar a los especialistas para que atiendan tu vehículo y lo dejen como nuevo. También contamos con este servicio en CDMX.

No dejes pasar más tiempo, recuerda que tu seguridad y la de los tuyos depende del funcionamiento óptimo de tu automóvil. Deja el trabajo sucio en nuestras manos y agenda aquí tu servicio de cambio de amortiguadores a domicilio.